Tipos de mujeres según el sexo.

Hace poco me pasaron esta lista, y me gustaría debatir con todos vosotros, hombres.

Me gustaría saber los que ya sois cornudos consumados (maridos+)  que tipo de mujer diríais que ella es en el sexo.
Y me gustaría saber los que no lo habéis conseguido porque vuestra mujer no acepta, en que tipo clasificaríais a vuestra mujer según su comportamiento sexual.

Creo que nos va a aclarar bastantes ideas los resultados obtenidos. Seguramente observareis rasgos de varios tipos identificados. Es normal.

Adelante. Podeis opinar en anónimo si lo deseais, indicando género, si lo habeis conseguido y que grupo pensais que identifica a vuestra pareja. 

Ejemplo: Hombre, No, Sumisa.



Princesas.
A las princesas les gusta el sexo con amor. Les gusta las caricias. Preparan cenas románticas, velas, y les gusta que sus maridos las traten con mimo. Su lenguaje es dulce, y en la cama, les gusta oir que son deseadas y amadas. No hablan mucho en la cama. Visten femeninas y les gusta lo convencional. Pocas veces se salen del guión. El sexo anal, por ejemplo, lo verían un pecado.

Putas.
A las putas les encanta el sexo frecuente y les resulta difícil resistirse.  No son necesariamente muy sumisas, ellas saben lo que quieren y a menudo desarrollan un gusto pronunciado por cosas específicas, como una posición sexual, dominación. En términos de vestimenta, personalidad y gustos en el dormitorio, las putas vienen de todo tipo, aunque es usual vestir provocativas para atraer la atención.  Las mujeres pueden pasar por una fase de puta en su vida temporalmente.  Ser una puta no es una carrera o una inclinación permanente. Muchas mujeres pasan por una fase de puta en su vida. Les gusta el lenguaje sucio y sobretodo darlo ellas. Les gusta en cualquier lugar.

Sumisas.
La mujer sumisa sexual, no necesariamente lo sabe. No acostumbran a serlo en su vida normal, pero todo cambia en el sexo donde viven para servir al marido. Ellas quieren cumplir lo que se les dice, o simplemente ser utilizadas para el placer de su hombre. El acto de sumisión, de obediencia, de tener un maestro, es emocionante para una sumisa. Les gusta ser lo que el hombre desee, y pueden hacer muchos papeles. Los preliminares de la sumisa pueden comenzar mucho antes de que ella esté en el dormitorio. Las sumisas disfrutan haciendo cosas eróticas a lo largo del día que su hombre les ha pedido, como no usar bragas, vistiendo algo provocador o preparándose para la llegada de él de alguna manera preparada. Las sumisas pueden interpretar papeles de No sumisión por petición de sus maridos, pero casi nunca le saldrían a ella de manera natural y espontánea. Vienen en todos los tipos sociales y el hecho ser sumisa es un rasgo femenino muy común y algo natural. Hoy en día, casi siempre se afeitan sus coños, si es lo que el hombre desea. Las sumisas les gusta llevar algún distintivo de pertenencia a su hombre y le acostumbran a llamar a su hombre «señor», o «amo» en el dormitorio. Son obedientes pero tienen límites. Pueden ser azotadas pero no demasiado y a veces ni en absoluto. Lo aceptarán si el marido es lo que desea pero sin dejarle barra libre. La sumisa suele tener relaciones a muy largo plazo.

Juguetes.
Las denominadas juguetes esencialmente quieren desconectar sus mentes y convertirse en muñecas sexuales, o «juguetes» en la cama para sus parejas. No necesariamente disfrutan el pensamiento de ser sumisas de una manera fetichista, tienden a no tener fantasías exhibicionistas u otras como un poder secundario y no son tan asertivas como las putas. Las «juguetes» no piensan mucho en absoluto durante el sexo, pero sobre todo no piensan demasiado sobre el sexo. Hasta cierto punto, el atractivo de ser un «juguete sexual» es que la mujer «juguete» no tiene que afirmar un deseo de sexo. A menudo es una fantasía femenina estar sin poder y no tener la elección sexual, por ejemplo «sexo involuntario mientras duerme» u otras fantasias. Los juguetes se acercan al sexo de esa manera. El hombre hace lo que quiere. Ella vacía su mente y se utiliza como un objeto, que se refiere a menudo como entrar en el espacio del juguete. Los juguetes funcionan mejor con hombres dominantes que saben lo que quieren y no confían en que la mujer presente ideas. Las «juguetes» a menudo son buenas en felaciones, han rasurado completamente sus sexos (como muñecas) y tienen atributos para agradar a sus maridos. Los juguetes tienden a ser muy dedicadas a agradar, y cuando se habla de sexo en la calle, no suelen opinar. No tienen un lado fetichista o ritual que pueda llevarlas a ser esclavas, y preparaciones elaboradas. Ser un «juguete» puede acarrear trabajos de responsabilidad y decisión, y es por ese motivo, que desean «ser juguetes» en la cama y no tener que pensar. Los juguetes suelen tener sólo un hombre. Convertirse en un «juguete» generalmente requiere que el hombre lo conozca y apoye. Si no el hombre se sentirá frustrado ante la no acción activa de ella en el sexo.

Esclavas.
Las esclavas son totalmente sumisas y disfrutan de estar atadas, azotadas y humilladas. Ellas llaman a su hombre «amo» y lo tienen en un pedestal de autoridad. A menudo llevan tatuajes o joyas que les recuerdan  su condición de esclava, siempre por imposición de ellos, y al estar mentalizadas como esclavas algunas veces son compartidas con otros hombres, si su «amo» así lo desea. Las esclavas siempre tienen los sexos completamente depilados. La relación amo-esclava es por implicación a largo plazo. No hay esclavas para el fin de semana. Las esclavas actuales son poco comunes. No es para todo el mundo. Disfrutan del sexo a través de la sumisión total.

Geishas.
Una Geisha ha elegido una carrera como objeto sexual activo. Se necesita un tremendo esfuerzo para ser una buena Geisha. Ser una Geisha requiere mucho en términos de actitud, habilidades y apariencia. A diferencia de otros tipos las Geishas se modifican y se presentan como objetos sexuales apetecibles de manera que no pueden ocultarse. Casi todas las Geishas se han cuidado mucho su aspecto. Pechos aumentados, labios, etc. Son muy cuidadosas con su apariencia e invierten mucho tiempo en la preparación. Las Geishas siempre tienen sus sexos depilados o con estilo. Sus uñas de las manos y los pies siempre están perfectamente pulidas y un poco largas y decoradas. Su maquillaje está bien resuelto. Respeto a la moda, algo sexy, traje incluyendo faldas y tacones (pero rara vez pantalones). En la cama, una Geisha ha aprendido y ha sido entrenada. Ella ha hecho un esfuerzo para ser grande en todo lo que a su hombre le gusta. Las Geishas son unas especialistas en trabajo oral  y trabajan bien la garganta profunda. Tienen culos muy sueltos, y los usan a menudo como segundos coños. Las Geishas posan para fotos de sexo para su hombre si le agrada, porque su dignidad es menos importante que su satisfacción. Incluso las voces de las Geishas y las actitudes en las conversaciones se modulan para parecer sumisas y divertidas. Una buena Geisha es conversacional, sin embargo, y divertida, pero ligera de conocimientos. Una buena Geisha, con sus pechos muy grandes, uñas perfectas, un conjunto de moda incluyendo tacones altos y habilidades sexuales implícitas, es un punto de gran orgullo y símbolo de estatus para su hombre. Acostumbra a obtener un gran estilo de vida a cambio de su sacrificio.

Dominas.
Las Dominas son mujeres fuertes con parejas débiles. Ellas imponen lo que quieren y cuando lo quieren. Sus maridos acostumbran a ser sumisos, sobre todo en la cama.  Las Dominas visten con clase.

Mascotas 
Las mascotas son una raza especial de mujeres en la cama. Los animales domésticos tienden para ser apoyados (financieramente) por su hombre y se han dedicado a servirlo y a sus necesidades sexuales particulares. Ser una mascota es esencialmente como ser una Geisha, pero con una gran cantidad de sumisión, y el uso consistente de una correa y la obediencia de una esclava (pero a menudo sin el masoquismo de una esclava). Les gusta el sexo sucio y forzado.

11 Respuestas a “Tipos de mujeres según el sexo.”

  1. Hombre. Si. Bueno es una princesa en la vida diaria y en el salón, una puta dominante en la cama con sus amantes y conmigo, ella dirige el sexo y nosotros somos sus servidores sexuales. Algunas veces es sumisa y complaciente y nos pide que la "usemos", ahí le gusta que le hagamos sexo fuerte e intenso, que la tratemos como una esclava sexual. Le gusta disfrutar distintos papeles. Pero a veces esté en un rol y no se acuerda y cambia… Siempre es sorprendente. Otras veces cuando estamos ella, sus dos amantes y yo, nos pide turnarnos pero sin que lleguemos al orgasmo. Nos mantiene excitados a veces durante todo un día, con sexo intermitente. Una vez despues de una tarde completa disfrutando sin haber llegado al orgasmo (ella sí, varias veces) nos pidió vestirnos y salir a comer afuera. Luego de comer salimos caminando, ella abrazada con nuestro amigo, yo al lado como un amigo. En el estacionamiento, ella excitó nuevamente a su amigo y cuando estaba erecto se puso de bruces para que él la penetrara desde atrás, hasta que llegó al orgasmo dentro de ella. Cuando yo quise acercarme a gozar con ella, me dió un beso y sonriendo me dijo que a mi me tocaba en la cama, sabiendo que estaba totalmente excitado. Cuando llegamos a la cama, me hizo lamerla, nos besamos, me hizo una fellatio maravillosa y cuando estaba por llegar al orgasmo se sentó encima mío. Fue explosivo acabar dentro de ella, sintiendo su vagina con semen adentro mientras me besaba dulcemente. Luego nos quedamos dormidos abrazados junto con nuestro amigo amante.

  2. Princesa con algo de puta. Todavía no se decide a ser hotwife…en la cama de calienta mucho y dice que le gustaría estar con otros..fuera de ella dice que no, que solo es fantasía.
    Que me aconsejan?? Por ej. Planeamos ir a una playa pronto y que ella use microbikini para ser mirada, puede ser un comienzo??

  3. Hola a todos, yo he tenido un par de parejas que me hicieron cornudo, la primera le iba mucho el tema y nunca puso ningún reparo, la clasificaría como algo dominante y bastante puta. La segunda una mezcla de princesa y juguete con solo un toque de puta, este coctel era perfecto, pero ella solo llego hacerme un cibercornudo, al final no le hubiese importado materializarlo con su ciber amante.

    Actualmente estoy con una princesa y esto va para todos los que salen con princesas, creo que con este perfil lo veo muy difícil…

  4. Parece ser que viendo los resultados de aquí, junto a los del facebook, y a pesar de no ser una muestra muy numérica ni científica, podemos afirmar varias cosas:

    Las clasificadas como Juguete o Puta son las idóneas para ser Esposas+ .

    ¿Estáis de acuerdo?

  5. Mi esposa es de tipo Domina y por eso nuestra relación es duradera y nos hace muy felices. Ella se impone con mucho talento y seguridad, sabe exactamente lo que conviene a ella y a mí su cornudo sumiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.