Imprescindibles para que nosotras demos el paso.

Siempre me preguntáis las mismas dudas. Podéis ser de Badajoz, de Paris o de Colombia.
Las dudas, a pesar de las diferencias en el lenguaje siempre son las mismas. Me refiero a las dudas en los hombres que desean, ansían, necesitan que sus mujeres den el paso.
Estoy cansada de repetirlo. Hay gente que aún hoy me pregunta en privado:
  – Alicia, Dime la frase secreta.
No hay palabras o frases secretas que consigan el éxito asegurado. Demasiadas veces me preguntáis «¿Cómo le digo? ¿Qué le digo exactamente?, etc, etc.
Cada caso es un mundo distinto. Cada relación tiene una historia personal y unas experiencias previas.  Hay frases que en un momento funcionarán bien o en otro momento serán mal interpretadas, y eso en la misma pareja. No es lo mismo una pareja donde hace años él tuvo una aventura y ella se enteró, que otra donde él ha sido fiel al 100%. Cada pareja es un mundo y la confianza en nosotras  se basa en la acumulación de experiencias vividas juntos a lo largo de la relación.
Hay que tener mucha paciencia. Ni es lo mismo cuando se dicen las cosas, ni como se dicen, ni donde se dicen. Todo influye. Debería haber un momento idóneo para cada cosa, y a pesar de pensar que quizás ese sea el momento, quizás la respuesta no vaya por el camino esperado.
Siempre acabo recomendando los mismos consejos, porque no hay más, creedme.
Son los imprescindibles. Todos son importantes. Igual de importantes.
Y por ello, los recopilo una vez más para que los tengáis a mano y en cuenta.
Espero os sirvan. El orden es casual. Los escribo por orden de como aparecen en mi mente.

Comunicación. Mucha comunicación. Y me refiero a comunicación sincera y desde el corazón. Tenéis que tener mucha confianza en vuestra pareja para poder comunicar todo lo que os preocupa, motiva, excita, etc. Pero es importante lo que os decía antes. Cuando, donde, qué, con quien, etc. Buscad el mejor momento. Alguna vez os recomendé el libro de «Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus». Es un excelente libro donde aclara las diferencias del lenguaje masculino y femenino, ya que no puede haber buena comunicación si interpretamos que nuestra pareja dice lo que no dice. Os lo recomiendo.

Confianza. Las mujeres debemos sentir que queréis esto para nuestro disfrute y vuestro amor. No debemos pensar que tratáis de engañarnos para luego aprovechar la mínima oportunidad y tratar de ir a la primera oportunidad con otra mujer. Las mujeres nunca daremos el paso si no sentimos y confiamos ciegamente en vosotros.

Sentirnos Deseadas. Las mujeres necesitamos sentirnos deseadas. Hay maridos que piensan que lograrán que sus esposas den el paso, erróneamente, dejando entrever que no tienen interés sexual en sus mujeres. Vaya error más grande. Así seguro que conseguiréis que demos el paso, pero con alguien que realmente nos desee. Y cuando esto ocurra, quizás el paso sea sólo en un sentido. La sexualidad con vuestra mujer debe ser excelente. Debéis dedicaros buenos momentos íntimos. Disfrutadlos y en esos momentos, es cuando van apareciendo momentos de comunicación donde cada uno va aprendiendo lo que le excita a tu pareja. Sólo existe una excepción a esta norma. Los hombres que por problemas físicos o mentales, no pueden satisfacer a sus mujeres. En este caso, los hombres suplirán sus

Nosotras marcamos el ritmo. No seáis pesados. Si sólo empujáis y forzáis, nosotras solemos cerrarnos más en anda. Respetad, sin prisas que lo vayamos valorando y madurando. Posiblemente será más fácil cuando aparezca un candidato que nos guste. No que os guste a vosotros. Os puede gustar a vosotros, pero si no hay feeling con nosotras, no pasará nada, o si forzáis a que pase algo, será negativo. Y de una mala experiencia, quizás no hayan ganas de repetir.

Intimidad. Nos preocupa mucho el «que dirán» así que no propongáis inicialmente con gente próxima. Eso es un pequeño problema, ya que con extraños también es difícil, pero aprovechad cuando estéis de viaje, o lejos de casa. Es mejor inicialmente con gente que no tengáis que dar explicaciones por la mañana.

Volcaos en ella. Hacedle regalos de los que le gustan. Salid con ella a comprar ropa atractiva. Sé que a muchos no os gusta ir de compras a los centros comerciales, pero os recomiendo hacerlo como actividad de afianzar la confianza entre vosotros. Cuando veáis ropa sexy o que penséis que le gustaría llevarla, no escatiméis. Comprádsela.

Regaladle escritos o mensajes donde le recuerden tu amor incondicional por ella, y que pase lo que pase, la amareis. Dadle plena confianza para que se sienta una mujer libre sabiendo que cuando regrese a casa siempre os van a tener para daros el amor que necesita.

Ayuda en casa. Los maridos que se pueden ocupar de las tareas domésticas tienen más posibilidades de éxito. ¿porqué? Las mujeres necesitamos saber que nuestro hogar está en buenas manos si estamos fuera. No nos sentiremos a gusto y despreocupadas si sabemos que mientras estamos fuera nuestros maridos están tumbados en el sofá todo el día. Si cuando llegamos a casa de trabajar, encontramos la cocina recogida, habitaciones, etc, eso nos dará más confianza en querer salir porque nuestra mente se despreocupará de ello y podrá estar pensando en otras cosas.

Jugad. Id juntos a un sexshop y hablad, mirad, ver lo que gusta al otro, y proponed algo para jugar. Cuando estéis en la cama, jugad con papeles de rol. Es el momento donde puedes decir sin tabúes todo lo que deseas.

Compartid. Mirad películas o series juntos donde aparezcan situaciones morbosas. Recreadlas luego, Disfrutadlas.

Calma. No hay prisa. Sé que hay muchos que estáis impacientes. Pues relajaos. El tiempo no es importante. Lo verdaderamente importante es dar los pasos correctos. Hay demasiados hombres con desesperación. Llegará cuando llegará, y si ella lo decide. Debes aceptar que quizás no ocurra NUNCA. Entiende esto bien. Acepta que quizás tardéis años. Acéptalo y será más fácil. Un paso en falso y te hará retroceder muchas casillas en el juego. Paciencia.

¿Ir a un local liberal para resolver dudas? ¿Contactar por aplicaciones?  Dudo mucho que una mujer que esté llena de dudas se le resuelvan por ir a un local liberal. La mayoría de gente que acude allí no es normal socialmente ( y no lo digo despectivamente), y tu mujer y tu necesitáis hacer esto con total normalidad con gente normal.

Morbosidad compartida. Es bueno que vayáis a algún espectáculo juntos, id a museos eróticos. Todo lo que esté relacionado con la sexualidad será bueno.

¿Contactos en frío? Aplicaciones para contactar ya lo he comentado muchas veces. Estoy segura que a muchas personas les funciona, pero la gran experiencia que recibo son desilusiones, engaños, etc. Puede haber mucha simpatía online pero cuando os encontréis cara a cara puede suponer un contraste con lo imaginado, y eso puede llevar a hacer algo no deseado, y el resultado es una frustración, y posiblemente el no querer repetir. Tiene que haber feeling. Por ello a mi me gusta el contacto directo. Estoy segura que cualquier mujer puede optar al varón que le guste en determinados lugares. Si no hay feeling no paso de una conversación breve. Si lo hay, sigo avanzando.

Mando yo. Para mi es un imprescindible muy importante, porque me doy cuenta por las experiencias que compartís conmigo, que muchas veces, el hombre es el que quiere tomar el poder y las riendas. Amigo mío. Vas mal encaminado. Aquí hablamos de un tipo de relación donde la sexualidad la decidimos nosotras, con quien, cuando y donde. Eso no significa que a vuestra espalda. Nada de ello. Tu formas parte del juego, pero tú no decides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.